Boda de Rocío y Jose

//Boda de Rocío y Jose
Boda de Rocío y Jose 2018-10-10T20:21:22+00:00

Project Description

Rocío ♡ Jose Ángel

BODA EN ASTURIAS

 

Siempre empiezo mis reportajes dedicando unas palabras a los novios y a la boda. Pero en esta ocasión  voy a delegar la responsabilidad en alguien, que sé perfectamente que lo hace mucho mejor que yo. Así que las palabras que van a ilustrar el reportaje de la boda de Rocío y Jose, van a ser las que su amiga Irma pronunció en la ceremonia. Palabras que consiguieron arrancarnos a todos unas alegres lágrimas

“Que se pare el mundo. Eso es precisamente lo que me gustaría cada vez que estoy en este lugar, el lugar más bonito del mundo. Que hoy luce más bonito aún para celebrar vuestro día más especial.

Que se pare el mundo. Eso es lo que podemos leer en vuestros ojos cada vez que os miráis, como si nadie más os viera, como si nada más importara.

Que se pare el mundo. Eso es precisamente lo que os deseo hoy y siempre. Que se pare en los momentos en que reís con fuerza, que se pare en los momentos en que os abrazáis tan fuerte que parecéis uno, que se pare el mundo en ese instante de miradas cómplices, que se pare cada vez que recordéis por qué os habéis escogido. Que se pare vuestro mundo tantas veces, que parezca que no avanza, que el mundo siga girando mientras vosotros os miráis, os reís y os abrazáis.

Que se pare ahora mismo, para dejarnos disfrutar y contemplar la grandeza de vuestra unión, la suerte de encontraros en este mundo tan grande y a veces tan extraño, la magia de que dos caminos se unan a pesar de los pesares. Y la alegría de que, quienes os queremos, hoy estamos aquí con la única misión de celebrar vuestro amor.

Hoy empezáis la tarea más bonita y quizá también la que más asusta, probablemente la tarea más difícil a la que os enfrentaréis. Hoy se escribe la primera página de la historia de vuestra familia. Y si, repito, familia. Y no lo digo sólo porque hoy, vosotros dos, ya sois una familia, si no porque algunos que os queremos, esperamos algo más… Ejem, ejem…

GRACIAS por ser como sois, por hacernos partícipes de este día, por dejarnos celebrar junto a vosotros que el amor triunfa una vez más.

Que vuestro matrimonio sea un camino dulce, Que el amor sea la medicina con la que os curéis, el agua que bebáis, y el aire que respiréis. Que el respeto pueda con las malas palabras. Que la confianza y el cariño apacigüen los enfados. Que, como decía Sabina, todas vuestras noches sean noches de boda y que no se ponga vuestra luna de miel. Que seáis tremendamente felices, hoy y siempre, y que os dejéis de querer “cuando un pintor ciego pinte el sonido de un pétalo cayendo al suelo de cristal de un castillo que no existe”.

¡¡VIVAN LOS NOVIOS!!